Estrategias de enseñanza-aprendizaje

La programación de las ACTIVIDADES (y 2ªparte)

Estrategias para adaptar las actividades, en función de la capacidad de los/as  residentes,  podrían ser:

  • La variación de la complejidad de la tarea.
  • El aumento o la disminución de ayudas (informativas, instrumentales, etcétera).
  • La alteración de los tiempos disponibles.
  • El cambio de cantidad o de calidad de los resultados exigibles.

Las actividades propuestas deberán reunir las siguientes condiciones:

–      Presentar la suficiente variedad de estímulos de tal modo que se cubran todas las posibilidades de la conducta que persigue. Evitar las repeticiones y reiteraciones.

 –      Estar ajustadas al objetivo fijado y en perfecta congruencia con el propósito de conducta definido en el mismo.

 –     Es fundamental que las actividades propuestas sean significativas, proponiendo sólo aquellas que canalizan la actividad de conducta más propicia para alcanzar cada objetivo.

 –       El criterio para seleccionar y organizar una actividad o experiencia debe ser su funcionalidad respecto a cada meta formativa.

–     Estar interrelacionadas, de tal forma que constituyan un conjunto armónico y equilibrado capaz de producir, sin desviaciones ni intentos superfluos, los efectos que se persiguen.

 –        Ser representativas, de tal forma que con el mínimo de actividades se consigan los efectos deseados.

 –        Poseer las cualidades necesarias de toda actividad de formación:

  • motivadora,
  • clara,
  • graduada,
  • adaptada al nivel

Las actividades podrán ser individuales o grupales.

Para que el nivel de atención del/a o de los/as participantes no baje nunca del mínimo necesario las actividades se pueden realizar en la sesión formativa en la introducción, en el desarrollo y en la síntesis.

 actividades