Son de hecho técnicas de regulación que permiten al animador/a vigilar estrechamente la coordinación del equipo.

  • El silencio:

Lo utiliza raramente el/a animador/a que cree que el silencio es obligatoriamente falta de producción y de eficacia. Si por el contrario, el/a animador/a muestra que el silencio no le inquieta, abrirá al equipo un espacio de reflexión pausada.

  • La voz:

Hablar pausadamente, articular, modular, hablar cuando es necesario, sin prisas, utilizando el humor y ante todo hacer las preguntas indicadas, esto es utilizar bien la voz.

  • La posición geográfica:

El/a animador/a debe moverse.

Debe saber sentarse, levantarse, acercarse, pasar desapercibido/a.

Se deben utilizar dos pizarras o papelógrafos, elementos esenciales de regulación:

  • Una pizarra o papelógrafo para las ideas tal y como surgen,
  • Una pizarra o papelógrafo para la síntesis, los acuerdos del equipo.
  • La pizarra o papelógrafo es el espejo donde el equipo se reconoce y se ve progresar.

Aquí, el/a animador/a controla al equipo, establece el silencio: “produce”.

Nueva imagen

Aquí, el/a animador/a deja que el equipo produzca, acaba de hacer una pregunta, mientras estaba de pie luego, se ha sentado para permitir al equipo reflexionar u producir:”regula”.

Nueva imagen (3)

Aquí, el/a animador/a transcribe el trabajo del equipo. Para que sea legible, borra la pizarra o cambia de hoja en el papelógrafo. En la pizarra o papelógrafo, utilice un color por idea de manera que el texto sobresalga utilizando una escritura alargada (letras de aproximadamente cinco centímetros de altura).

Nueva imagen (4)